La paternidad responsable

La paternidad responsable tiene por finalidad unir más a los cónyuges y a toda la familia

paternidad responsable

El ejercicio de la paternidad responsable es una cuestión que en los últimos días ha preocupado a sociólogos, antropólogos, demógrafos, moralistas, al gobierno y a la iglesia, pues, su ejercicio pleno contribuye para el desarrollo humano

Existen factores como el crecimiento demográfico y la realidad socioeconómica que restringen considerablemente las posibilidades de mantener una prole numerosa, como ocurría en el pasado. El redescubrimiento del amor conyugal como forma de comunión profunda, la negación de la responsabilidad y el egoísmo de los dos, son entre otras las causas del mal ejercicio de una paternidad que se quiere cada vez más responsable por parte de los padres.

La autoridad paternal es ejercida por los padres sobre los hijos, estos poderes-deberes son el conjunto de derechos y deberes específicos atribuidos a los padres para criar y educar a los hijos.

El ejercicio de una paternidad responsable es también conocido legalmente como poder paternal (Código civil), la expresión del Código de Familia es Autoridad Paternal, pero hoy se usa la expresión Responsabilidad Parental.
La Autoridad Paternal debe ser ejercida por el padre y la madre, es un derecho atribuido al padre y la madre y es de naturaleza personal, irrenunciable e intrasmisible. Los deberes y derechos paternales deben ser ejercidos según los intereses de los hijos y de la sociedad (artículo 127, nº 2, del Código de Familia)

La autoridad paternal es ejercida durante la minoría de edad del hijo y termina cuando este alcanza la mayoría de edad, que es a los 18 años (artículo 24º CRA)
Los poderes y deberes discriminados en la ley para el ejercicio de una paternidad responsable son

Poder-deber de cuidar de los hijos, poder-deber de vigilancia, poder-deber de prestación de sustento y cuidados de la salud, poder-deber de educación.

Related Posts
Leave a Reply

Categorías
Archivos